Putin y el III Imperio

Cien años después del establecimiento formal de la URSS en 1922, Putin invade Ucrania. ¿Casualidad? No lo creo. Todo indica que el autócrata del Kremlin pretende pasar a la historia como el fundador del Tercer Imperio ruso (tras el imperio zarista y el soviético, se entiende.)

Aquí vale aquello de que nunca segundos imperios, y menos aún terceros, fueron buenos. Miren, si no, cómo acabaron el II y el III Reich alemanes: con las dos guerras mundiales.

Hay sin embargo una corriente de opinión favorable a Putin, quizás incluso a los imperios en general. No en vano, uno de los ensayos de más éxito de los últimos años ha sido Imperiofobia y leyenda negra, donde su autora María Elvira Roca Barea desmonta con brillantez el grueso de las propagandas contra el imperio español, el “imperialismo” norteamericano y el imperio ruso, mostrando su denominador común.

Ahora bien, sin negar que exista la “imperiofobia”, no podemos perder de vista que al amparo del prestigio (nunca del todo desvanecido, más bien al contrario) del imperio romano, numerosas veces se ha pretendido hacer pasar mercancías adulteradas. De acuerdo en que el imperio romano o el español (yo añadiría incluso el británico, pero me da a mí que Roca Barea no es tan comprensiva con éste) han contribuido, pese a sus manifiestos abusos, a la extensión de la civilización. Pero lo que Hitler, Stalin o Hirohito trataron de extender a Europa y a China era algo mucho más parecido a la barbarie y la esclavitud.

Sin ir más lejos, ¿qué civilización pretende Putin imponer a Ucrania que ésta no tenga ya? En vano se desgañitan algunos pintándonos una Ucrania genocida de la minoría rusófona, o colonia del globalismo sorosiano. Si esto fuera cierto sin más, no se explicaría por qué los ucranianos, incluyendo buena parte de la población rusófona, a la que por cierto pertenece el presidente Zelenski, están defendiendo con inesperado heroísmo su país, enarbolando la bandera nacional, en lugar del logo multicolor de la Agenda 2030.

Admito un punto en común entre Putin y el globalismo de Nueva York-Bruselas-Davos: el desprecio por la soberanía de las naciones. Sea en nombre de la diversidad, el cambio climático o la Gran Rusia, tanto el tirano ruso como las elites occidentales están dispuestas a derrocar gobiernos, e imponer leyes sin respetar los parlamentos ni los tribunales nacionales. Pero sinceramente, prefiero tener que enfrentarme al globalismo que a los misiles rusos. Llámenlo cuestión de gustos.

10 comentarios sobre “Putin y el III Imperio

    1. No tengo tiempo para responder a cada comentario como merece, pero apunto unas cuantas ideas.
      1-Es cierto que el globalismo acecha a Ucrania como uno de sus laboratorios de ingeniería social, igual que a muchos otros países. Pero no debemos exagerar su poder por ahora. También lo intentó con Polonia (y sigue intentándolo), como muy bien explica Ryszard Legutko en el libro «Los demonios de la democracia», pero pinchó en hueso. Puede ocurrir también con Ucrania, por las particularidades culturales del área cultural ortodoxa, que va desde Grecia hasta Rusia. (Vean, si no, la escasa influencia de la ideología de género en Grecia).
      2-No se pueden poner al mismo nivel suposiciones o especulaciones sobre intenciones de la OTAN, o menos aún de abstracciones como el globalismo, y los misiles de Putin, que están matando ahora mismo a personas de carne y hueso. Algunos hablan de la guerra como si fuera un videojuego, y por desgracia no lo es.
      3-Que los medios occidentales estén mayoritariamente de parte de Ucrania no es motivo para que optemos por la versión de RT y los demás medios teledirigidos por el Kremlin. No podemos caer en una trampa semejante, no podemos ponernos a defender el geocentrismo porque el mainstream sea heliocentrista. Nosotros mismos nos pondríamos el sambenito de conspiranoicos.
      4-Aquí hay un país que ha agredido a otro con motivos absolutamente falaces. Quien ha aludido al separatismo catalán debería notar los paralelismos que existen entre este y los separatismos prorrusos en Ucrania, en gran medida creaciones artificiales del dinero y la inteligencia rusos, cuya representatividad del sentir de la población rusófona ha quedado más que en entredicho en esta guerra, pese a toda la desinformación que vierte Rusia, y que muchos se están tragando acríticamente.
      Gracias por vuestros comentarios y el fascinante debate que suscitan.

      Le gusta a 1 persona

  1. Apreciado Carlos

    Pues siento decirle que yo niego la mayor. No creo que Putin, que no es una angelito precisamente, quiera precisamente consolidar el III Imperio Ruso ni mucho menos.

    Básicamente porque no tiene población ni capacidad técnica. Yo mas bien me lo pensaría respecto a un Imperio Chino, que ayudado de Rusia (porque la hemos puesto entre la espada y la pared), si nos puede dar muchos dolores de cabeza en el futuro. Porque si algo le sobra es convicción, población, capacidad técnica y paciencia.

    La pregunta que yo me haría es por qué en occidente se tiene esa necesidad de creer que Putin va a poner sus tanques en Paris, como lo hizo el Zar con la Francia napoleónica. Y par mi que le respuesta es la clásica: Piensa el ladrón que los demás son de su condición. Y es que somos nosotros, occidente, de los que queremos montar un Imperio, aunque sin emperador (mas bien una República con 4 gatos patricios que se tengan unas leyes para ellos y otras para el vulgo). Y pensamos que todo aquél que nos mete la proa es necesariamente un imperialista.

    Y ya que hablamos de imperiofobia y el libro de Elvira Roca, habría que ahondar que es lo que hizo que ese complejo de inferioridad arraigase entre nosotros, y hasta que punto llevamos mas de dos siglos intentando salir de esa situación acomplejada perdiendo soberanía en beneficio o bien de foráneos o de castas locales.

    Por ejemplo. España tenía una deuda del 10% de su PIB en 1975, ahora un 140%. Desde entonces a habido un continuo abrirse al exterior, con esa entrada a la OTAN, que no incluye Ceuta y Melilla (pese a que mi apreciado Elentir tomando el rábano por las hojas se empeñe en demostrarnos que no), o una entrada a la CEE que liquidaba muchos aspectos que nos beneficiaban extra ordinariamente del tratado de 1973… sólo para sacar pecho y decir que pertenecíamos a clubes que no estaba claro hasta que punto nos beneficiaban o no ( o se creer que lo de prescindir de esas nucleares que tan bien nos irían ahora fue solo una ideica de González, y no un trágala para entrar ahí, entre otras cosas) … pero a cualquiera que defendiera otra cosa pasaba por mas ultraderecha que VOX ahora.

    Los ucranianos, con unos dirigentes tremendamente corruptos, y una cantidad ingente de capital externo comprando voluntades, mas un no respetar acuerdos ya firmados (Minsk) han vivido en la borrachera de pensar que podían hacer lo que quisieran porque eran soberanos, pero no lo eran, entre otras cosas porque NO han respetado esos acuerdos.

    Y tampoco lo eran por lo mismo que México no es soberano y Cuba tampoco.

    Tampoco lo somos nosotros con esa deuda del 140%. O cree que lo del Sahara y Marruecos es sólo una ideica de Sánchez.

    Si yo voy con mi familia en el coche, correctamente, y me encuentro con uno que va en plan kamikaze, cuanto mas me aparte mejor, aunque lleve un 4 x 4 de dos toneladas.

    Llevamos negociando con sátrapas por lo menos medio siglo. Aquí al sur tenemos uno, y mas hacia el este unos cuantos mas. Les compramos petróleo, y cedemos a todos sus chantajes y los blanqueamos con Paris/Dakar, Futbol internacional, Formula I, Tenis, Golf… y les dejamos aparcar sus yates de la misma manera que lo hacían los oligarcas rusos… y no pasaba nada. Y que les pregunten a los del Yemen si están mejor que los ucranianos.

    Por desgracia lo que vamos a conseguir los europeos es arruinarnos a mayor gloria de de los que nadan mas arriba, y por el otro lado que Rusia se vaya con China y que la mejor manera de haberlo ido trayendo a nuestro lado, que era a través del comercio, quede imposibilitada por mucho tiempo. Se podrían haber conseguido muchas mas mejoras para los ucranianos obligando a Rusia a pasar por el aro, porque tendría sus contrapartidas comerciales. Que lo que hay ahora.

    Y sin embargo hemos hecho lo contrario.

    Ya lo dijo George F Kennan en su artículo en New York Times el 5/2/1997, «A Fatefull Error» y alertaba de muchas de las cosas con las que nos hemos sorprendido este 24/2/2022.

    Dicho artículo tiene muro de pago. Pero tengan ustedes la convicción de que si justificara la actitud de occidente en general, en estos últimos años, sería de libre acceso y además estaría traducido a muchos idiomas. Si no lo está es porque nos deja muy mal parados. Recordar que Kennan no fue precisamente una palomita. pero se permitió diferenciar entre lo ruso y lo soviético sin dejarse llevar por fobias personales y su prestigio es/fue incuestionable.

    Y lo último es, para mi, venirnos (en los medios masivos) con lo de que en el delirio secesionista catalán estaba metido Putin, cuando era una revolución de color de libro, amparada por Soros. Exactamente del mismo tipo que la del Maidan en 2014.

    Recordar que en toda América no hay ni un solo país no anglo que haya aceptado sancionar a Rusia (incluido Colombia), lo mismo entre los países árabes, africanos … salvo alguna excepción muy puntual; ¿Por algo será? Me parece que pecamos de un etnocentrismo globalista que cada vez tiene menos recorrido.

    Un cordial saludo y muchas gracias por insistir con el tema.

    Le gusta a 1 persona

  2. Creo que es facil ver que en este conflicto, Ucrania tiene el papel de gobierno titere cuyas acciones van en la linea de los intereses de EEUU. Este gran pais, tiene gobiernos penosos, y ahora piensas que para cohesionar la OTAN necesita a toda costa tener un enemigo enfrente, y quien mejor que Rusia en este cometido. De paso, consigue que Europa deje de comprar ese gas ruso, y empiece a comprarselo a los americanos, y lo mismo puede conseguir con nuestro disparate con Argelia, asi que doble ganancia para ellos, y doble perdida para nosotros. El papel de Europa, desde luego, es penoso, por su seguidismo de los intereses americanos. La actitud prudente de China, tal vez pueda ser engañosa, no lo se, pero me parece mas responsable.

    Me gusta

  3. No tengo tiempo para responder a cada comentario como merece, pero apunto unas cuantas ideas.
    1-Es cierto que el globalismo acecha a Ucrania como uno de sus laboratorios de ingeniería social, igual que a muchos otros países. Pero no debemos exagerar su poder por ahora. También lo intentó con Polonia (y sigue intentándolo), como muy bien explica Ryszard Legutko en el libro «Los demonios de la democracia», pero pinchó en hueso. Puede ocurrir también con Ucrania, por las particularidades culturales del área cultural ortodoxa, que va desde Grecia hasta Rusia. (Vean, si no, la escasa influencia de la ideología de género en Grecia).
    2-No se pueden poner al mismo nivel suposiciones o especulaciones sobre intenciones de la OTAN, o menos aún de abstracciones como el globalismo, y los misiles de Putin, que están matando ahora mismo a personas de carne y hueso. Algunos hablan de la guerra como si fuera un videojuego, y por desgracia no lo es.
    3-Que los medios occidentales estén mayoritariamente de parte de Ucrania no es motivo para que optemos por la versión de RT y los demás medios teledirigidos por el Kremlin. No podemos caer en una trampa semejante, no podemos ponernos a defender el geocentrismo porque el mainstream sea heliocentrista. Nosotros mismos nos pondríamos el sambenito de conspiranoicos.
    4-Aquí hay un país que ha agredido a otro con motivos absolutamente falaces. Quien ha aludido al separatismo catalán debería notar los paralelismos que existen entre este y los separatismos prorrusos en Ucrania, en gran medida creaciones artificiales del dinero y la inteligencia rusos, cuya representatividad del sentir de la población rusófona ha quedado más que en entredicho en esta guerra, pese a toda la desinformación que vierte Rusia, y que muchos se están tragando acríticamente.
    Gracias por vuestros comentarios y el fascinante debate que suscitan.

    Me gusta

  4. Apreciado Carlos

    Respecto lo que comentas acerca del separatismo catalán y Putin, cuando es obvio que si alguien de fuera ha pintado allí es Soros te ruego que le eches un vistazo a este link

    https://confilegal.com/20190320-soros-esta-detras-del-movimiento-separatista-catalan-segun-los-autores-del-libro-soros-rompiendo-espana/

    Es una entrevista a Juan Antonio de Castro de Arespacochaga y Aurora Ferrer, los autores del libro «Soros, rompiendo España». La entrevista es de hace tres años. Y demuestran con datos su tesis. Y además contra atacan la tesis, ya de entonces, de que el culpable era Putin. Tesis mantenida por el País y los Think Tanks anglos, que van con Soros.

    Y o nos creemos a Juan Antonio de Castro y Aurora Ferrer o nos creemos lo que decía el País reespecto lo que pasó en Cataluña. Usted mismo.

    El problema es que dar credibilidad a Castro y Ferrer nos lleva a que lo de Ucrania igual no es tan blanco y negro como nos gustaría creer, y que resulta que hay muchos matices devenidos de ese Maidan del 2014.

    Un cordial saludo

    Me gusta

  5. ¿Usted cree que es incompatible que Soros y Putin financien ambos cualquier movimiento subversivo? En efecto, no todo es tan blanco y negro. Por eso no creo que esto sea o Soros o Putin. Se puede (y se debe) estar contra ambos.

    Me gusta

    1. Efectivamente.

      Sólo que en el caso de Cataluña fue inequívocamente Soros.

      Lo mas que hizo Putin fue aprovechar la situación de descomposición social promovida por Soros.

      El problema es que Putin, aunque quisiera, no tiene ni de lejos los recursos para estar en tantos sitios a la vez y ser todo lo malvado que le achacan.

      Y el no querer entender el problema en su justa dimensión es muy peligroso. Y lo és porque tomamos como aliados a quienes después nos apuñalarán por la espalda. En España llevamos 40 años suponiendo que quienes defendían los intereses liberales y conservadores eran los de determinado partido, cuando en la práctica se ciscaban en ellos. Es ese tipo de error, mucho mas que el de enfrente sea un malvado, lo que nos lleva a donde estamos.

      Es mejor estar sólos que mal acompañados.

      Y eso es algo que debieron de ver los ucranianos hace tiempo. Y si no supieron o quisieron verlo fue porque la propaganda de los «nuestros» les vendió una ficción que no existia. La propaganda de Putin no les pudo vender nada porque no vende una escoba.

      Lo mismo que la propaganda de los «nuestros» nos vendió una OTAN que no incluía Ceuta y Melilla en su paraguas defensivo, y tragamos; o nos vendió o el tratado CEE de 1986 que era mucho peor que el tratado comercial que ya existía de 1973.

      No nos costó una guerra pero si la destrucción de la base nuestra prosperidad, duramente alcanzada, durante los años 60 y 70, que fue la que luego posibilitó esa transición. Nos cuesta aceptar, porque somos unos cobardes, que una de las fortalezas de Putin es no avergonzarse del pasado zarista y del pasado comunista, y no haber jugado a enfrentarlos, dividiendo el país. Exactamente lo opuesto que hemos hecho aqui, donde la Ley de Memoria Histórica, aceptada por gran parte de esa «derecha» es el reconocimiento algo que debilita nuestra nación.

      Respecto a la libertad de las naciones para elegir su «destino» además del tema de las revoluciones de colores está el de obligarles a endeudarse para pasar por el aro. Hay un libro, un tanto rojeras y desfasado, pero que leido con los ojos abiertos sigue siendo de actualidad «Confesiones de un gangster económico» de Jhon Perkins que aclara muy bien cómo se hacen esas cosas.

      Un cordial saludo

      Me gusta

  6. Si Rusia hubiera incorporado miembro tras miembro a su particular pacto «de defensa» en el continente americano, al llegar a México sería de esperar que EEUU hubiera atacado. Ahí habría tenido toda mi comprensión el pueblo estadounidense. Hagamos como Inglaterra, a la que siempre le ha ido bien, y evitemos que cualqueir poder se haga demasiado grande.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s