Populismo para perezosos

Hay ciertos artículos que podrían ser escritos perfectamente por un programa de inteligencia artificial. Uno de ellos es el que nos instruye y previene contra los peligros del populismo, en alusión más o menos explícita a Trump, al Brexit o a Vox. Lo mismo puede estar escrito por un robot progresista que por uno conservador. La diferencia se halla en los ejemplos contemporáneos con los que ilustran sus tesis. El primero tiende a comparar a todo populismo con el nazismo, el patrón universal de medida del mal. También el conservador acostumbra a dejar entrever la alargada sombra de Hitler, pero si es español incluirá dentro de la categoría del populismo a Podemos y a los separatistas catalanes. Por lo demás, sus análisis son prácticamente intercambiables. El populismo se basa en atizar las bajas pasiones de la plebe, en el discurso del odio y en ofrecer soluciones simples a problemas complejos. Es un peligro que acecha siempre en los sistemas democráticos, por lo que hay que estar en permanente guardia contra él. El problema de este análisis es que se puede aplicar prácticamente a todo partido político. ¿Acaso la izquierda no fomenta el linchamiento de los que no comulgan con ella acusándolos de fascistas? ¿Acaso no ofrece soluciones simples a problemas complejos, como aumentar los impuestos a los ricos o dar papeles a todos los inmigrantes? ¿Es que no nos enseñó ya Aristóteles que ni la democracia ni ningún sistema político son eternos, que todos albergan en su seno los gérmenes de su autodisolución? Lamentablemente, muchos autores de este típico artículo no son robots. Me consta que algunos son personas inteligentes, como por ejemplo Josep Martí Blanch, cuyo libro Ets de dretes i no ho saps (Eres de derechas y no lo sabes, 2008) leí con agrado en su momento. Hace unos días ha publicado en el Diari de Tarragona un texto de título algo largo: “La ferida que infecta la democràcia. El populisme sempre dorm ben a la vora.” Desde el primer párrafo empieza comprando la versión oficiosa sobre el asalto al Capitolio, dando por hecho que fue instigado por Trump, cuestión sobre la que hay dudas más que razonables. Pero no entraré ahora en esto. Martí hace una serie de afirmaciones dentro del más puro “consenso de posguerra” (como denomina R. R. Reno en su libro El retorno de los dioses fuertes al pensamiento dominante en Occidente desde 1945,) como por ejemplo que la democracia se basa en “el reconocimiento de las ideas del otro”. Siempre y cuando no se salgan de ese mismo consenso, claro, en cuyo caso diremos que son ideas machistas, racistas y fascistas, y trataremos de excluirlas. Lo que demuestra que esa afirmación, aunque suene bien a nuestros oídos entrenados desde la infancia, es inaplicable y por tanto falsa. La democracia exige el reconocimiento del otro, el respeto a las personas, pero no necesariamente a sus ideas, a todas las ideas. Poner en cuestión ciertos dogmas del progresismo no es necesariamente negar la democracia; lo que la niega es impedir esta discusión. El resto del artículo sigue el patrón ya esbozado, y termina con un aparente esfuerzo de entender las causas del populismo, que también se atiene a la pauta canónica: tras reconocer vagamente que puede existir un malestar social, acto seguido retrata implícitamente a quienes puedan sufrirlo como unos pobres idiotas que se dejan dominar por emociones primarias como el miedo y el odio. Es significativo que acuse al populismo de utilizar el insulto como arma política, al tiempo que desliza un “hijo de puta” dirigido a Donald Trump, aunque sin nombrarle. Confieso que me da pereza contestar este tipo de artículos. Debería haber también un robot para ello, aunque me temo que los amos de Silicon Valley no estén por la labor, sino más bien todo lo contrario.

2 comentarios sobre “Populismo para perezosos

  1. Hola Carlos: Esta vez me sorprendiste con el titular en catalán. Al principio no lo pillé, no porque no entienda el catalán (sabes que viví 16 en Tarragona y hablo y escribo en catalán, aunque no muy bien porque no me pilló la “normalización”), sino porque el articulo seguía en español (perdona, me resisto a escribir “castellano”) . Claro, luego advertí que estabas citando al autor (pero claro, con la letra tan pequeña ni quien lo vea) y que lo mismo podías haber escrito el titulo en inglés y/o francés. Así, sin darme cuenta, se me ha removido otra herida, que no por pasada es menos sangrante. Que Dios me perdone y me ilumine para darme la caridad que a veces me falta, pero el independentismo lo tengo atravesado y ni Cataluña es de los independentistas, ni el catalán su patrimonio. Lo que pasa es que a fuerza de manejar la lengua como un alfanje para cortar, romper y separar han conseguido mi mas sincero aborrecimiento.
    Emociones personales aparte estoy en completo acuerdo contigo sobre el populismo. Hace tiempo leí a Laclau y a otros autores tratando de entender el fenómeno. No hay necesidad de tragarse el “toxo” de Laclau. Tu lo explicas clarito, clarito. El populismo es eso: ” El populismo se basa en atizar las bajas pasiones de la plebe, en el discurso del odio y en ofrecer soluciones simples a problemas complejos. Es un peligro que acecha siempre en los sistemas democráticos, por lo que hay que estar en permanente guardia contra él”. Gracias por tu luz

    Me gusta

  2. Excelente exposición. Bueno, en general se moteja de populismo aquellos planteamientos que expresan con claridad y voluntad planteamientos cualesquiera para la vida social desagradables para el que así califica. Este sustantivo está de moda ahora, hace años ” demagogia” era el más habitual. De extremistas se morena siempre a cualesquiera planteamientos que discutan al establecimiento. Nada nuevo bajo el sol.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s