El pequeño círculo de luz

El viernes, en la contraportada de La Vanguardia podía leerse una entrevista a un politólogo británico titulada: “El nacionalpopulismo reduce la democracia a votar.” Muy bien dicho, pensé. Ahora nos va a poner como ejemplo el separatismo catalán, con las reiteradas declaraciones de Puigdemont, Torra, Junqueras y los demás líderes del procés, afirmando que la democracia está por encima de las leyes, que todo debe someterse al “mandato popular” del 1 de octubre, que això va de democràcia –y no de cumplir la Constitución y las leyes vigentes, como cualquier hijo de vecino…

Craso error el mío. El entrevistado pone como ejemplo no a los independentistas, sino a Orban, Salvini y Bolsonaro, equiparándolos con Putin y Erdogan. O bien está más al corriente de lo que supuestamente sucede en Budapest que en Barcelona o –mucho más probable– se hace el tonto al ser entrevistado por un periodista de la ciudad condal.

Luego, el “experto en populismos”, preguntado sobre si Vox tiene futuro, se descuelga con lo siguiente: “Lo curioso es que eso en parte depende del pasado, porque un indicador de su auge es si la mayoría de españoles asume el legado de Franco, como Vox. En Italia, sería el de Mussolini.”

Es decir, no tengo ni puta idea de lo que estoy hablando, así que diré que Vox es un partido neofranquista, porque de Franco sí he leído algo. Como el borracho del chiste, me limitaré a buscar las llaves a la luz de la farola, ya que más allá está demasiado oscuro.

Días antes leí un artículo del profesor Francisco José Soler, publicado en El Español y titulado “La trampa identitaria”. Aquí no se menciona a Vox, ni siquiera a Orban ni a Salvini, pero se le entiende perfectamente. Soler también echa mano de las rutinarias categorías de siempre, dentro del confortable círculo de luz de la farola. Pensamos en términos de la década de los treinta del siglo pasado porque, obviamente, la conocemos mucho mejor que la década de los treinta del siglo XXI. Y con ello creemos tener la fórmula para desentrañar el presente y el futuro de Europa, por muy diferentes que sean las circunstancias actuales respecto a las de hace ochenta o noventa años.

Pertrechados con ese código, podemos acusar implícitamente a Vox de “espíritu tribal-nacional”, podemos ridiculizar a quienes supuestamente pretenden volver a una identidad nacional “que será de cartón, de opereta y de coros y danzas”. La alusión al NO-DO nos ganará no pocos adeptos entre los progres. Si además citamos a Nicolás Gómez Dávila cubrimos el flanco derecho y quedamos elegantes.

No quisiera yo ser menos. Dijo el gran aforista colombiano: “Si los europeos renuncian a sus particularismos para procrear al «buen europeo», temamos que sólo engendren a otro norteamericano.”

¿Don Colacho, un peligroso nacionalista por recelar de unos Estados Unidos de Europa? Si no lo era, habrá que elaborar otros argumentos para advertirnos contra Vox, porque en esencia esa es su posición respecto a la Unión Europea. Unión entre países, sí; disolución de las soberanías nacionales como algunos plantean abiertamente, no. Exploremos las sombras fuera del círculo iluminado de la farola, a ser posible sin dejarnos engañar por grotescos hombres de paja.

Anuncios

Un comentario sobre “El pequeño círculo de luz

  1. Lo que Gómez Dávila temía para los europeos quizá haya sido superado por la marcha de los acontecimientos. En realidad, ya quisiéramos para nosotros algunas de las idiosincrasias que todavía definen a buena parte de los norteamericanos, como su sentido de nación. En el caso de Europa, se atisba un horizonte de irrelevancia; eso sí, convenientemente adornado por todas las patrañas, tan disolventes como autogratificantes, gestadas en el Viejo Continente a lo largo de los últimos siglos, y para cuya sabia disección nada mejor que acudir al libro del profesor Dalmacio Negro, “El mito del hombre nuevo”, en Ediciones Encuentro.
    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s