Esto es solo el principio

Las elecciones  de ayer han demostrado que las encuestas no han fallado tanto como algunos creíamos y sobre todo deseábamos. Al contrario, en lo esencial han acertado: Pedro Sánchez seguirá como presidente del gobierno gracias a una ligera superioridad del bloque de izquierdas y sobre todo a los pactos con los nacionalistas, incluyendo probablemente a los separatistas.

Por mi parte, yo me equivoqué de pleno al predecir una clara victoria de las “tres derechas”. También perdí mi apuesta sobre el resultado de Vox. ¡Suerte que no me jugué nada! En un primer momento, llevado de la euforia, llegué a pronosticar cinco millones de votos y 75 escaños. Luego, revisando mi sencillo método con más frialdad, obtuve un resultado mucho más cercano a la realidad: tres millones de votos y treinta diputados. (Han sido casi 2,7 millones y 24 escaños.) Pero para ser honrados, me negué a creer en esos números mucho más realistas. Yo soñaba con, si no más de setenta, al menos unos cincuenta diputados…

En lo que todo el mundo ha fallado es en prever la dimensión de la hecatombe que sufriría el Partido Popular. Pensemos que aunque el PP hubiera perdido cuarenta diputados, que algo así se veía venir, con los mismos que cosecharon ayer Ciudadanos y Vox, se alcanzaba una mayoría absoluta holgada. Pero es que el partido liderado por Pablo Casado ha dilapidado nada menos que 71 escaños, más de la mitad. Dicho sea de paso, quien creo que debería dimitir no es Casado, que lleva muy poco tiempo, sino Maroto, el director de campaña electoral, fiel a la genial estrategia marianosorayesca de sobrevivir haciéndose el muerto frente a la izquierda y los separatistas.

Pero volviendo a lo que me interesa, a Vox, creo que el discurso que dio anoche Santiago Abascal resume a la perfección la situación, y no se me ocurre nada importante que añadir. “Esto es solo el principio”, ha empezado diciendo el presidente de mi partido, y ha concluido con unas palabras que siempre suele pronunciar nuestro secretario general, Javier ortega: “¡Bienvenidos a la resistencia!” Si hace seis meses, antes de las elecciones de Andalucía, nos hubieran propuesto que Vox obtuviera 24 diputados en el Congreso, creo que la mayoría de simpatizantes y afiliados de este partido hubiéramos firmado sin pensarlo.

Obtener un diez por ciento de votos sin las subvenciones de que disfrutan los demás partidos, siendo excluidos de los debates electorales, siendo demonizados desde la izquierda y la derecha, con todos los grandes medios manipulando y tergiversando nuestras ideas sin el menor escrúpulo, es una gran gesta. Un éxito sin precedentes. Vienen tiempos difíciles, pero existe una luz al final del túnel que se llama Vox.

Anuncios

Un comentario sobre “Esto es solo el principio

  1. Sí, señor, Carlos!!!

    Estoy absolutamente de acuerdo contigo en todo lo que expresas en este artículo!!!

    No se puede expresar ni explicar, mejor.

    Tengo a mi gente de Badalona llorando por las esquinas y diciendo que ya no se quieren presentar a las municipales.

    Si eres débil, cobarde o pusilánime, VOX no es tu partido.

    Un abrazo y gracias por ilustrarnos con tus artículos. Me encantan.

    Juan Perán.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s