El necesario debate sobre la nacionalidad

Trump ha propuesto abolir la ley por la cual todo recién nacido en Estados Unidos, sea cual sea el origen de sus padres, es automáticamente ciudadano de este país. Los medios han reaccionado pavlovianamente, como hacen ante cualquier noticia que tenga que ver con el presidente norteamericano: es un ignorante que no sabe que la decimocuarta enmienda de la Constitución lo prohíbe, o bien es un mentiroso que lo sabe perfectamente pero que arroja carnaza a sus potenciales votantes; ya saben, esos palurdos blancos que guardan un arsenal en el sótano de casa, rezan antes de comer (¡integristas!) y se alimentan básicamente con hamburguesas y pastel de manzana.

Por supuesto, Trump no es un ignorante ni un mentiroso, pues la redacción de la 14ª Enmienda es interpretable. Dice así: “All persons born or naturalized in the United States and subject to the jurisdiction thereof, are citizens of the United States and of the State wherein they reside.” Subrayado mío: “y sujetas a su jurisdicción”. ¿Esto incluye a los hijos de inmigrantes ilegales? Parece cuando menos dudoso.

En cualquier caso, se diría que casi todos los periodistas se han convertido en entusiastas del ius soli, o derecho a la nacionalidad por nacimiento en un territorio. Y eso que entre los doscientos países que hay en el mundo sólo treinta (casi todos en el continente americano, por razones históricas bastante obvias) lo aplican estrictamente.

En España, la adquisición de la nacionalidad está regulada por los artículos 17 al 28 del Código Civil, el primero de los cuales dispone:

“Son españoles de origen:
a) Los nacidos de padre o madre españoles
b) Los nacidos en España de padres extranjeros si, al menos, uno de ellos hubiera nacido también en España (…)”

La distinción entre español de origen y aquellos que han obtenido la nacionalidad española por otros medios, como los que prevén los siguientes artículos, es importante, pues la Constitución establece (art. 11.2) que “ningún español de origen podrá ser privado de su nacionalidad”. Dicho de otro modo, la Constitución no prohíbe que se pueda despojar de su nacionalidad a personas que originariamente no eran españoles. Vale la pena recordarlo a quienes se rasgaron las vestiduras cuando Santiago Abascal amenazó con la expulsión de España del dirigente de Podemos Pablo Echenique, de origen argentino, por sus ataques a nuestro sistema constitucional.

Si el ius soli rigiera en España, los españoles de religión musulmana aumentarían a un ritmo mucho mayor del que ya lo hacen actualmente; en unas pocas décadas, un partido islamista podría obtener una mayoría en el parlamento. No es que esto sea ahora impensable. Por ello, entre otras razones, Vox propone diversas medidas (17, 19 y 20 de su documento “100 medidas para la España Viva”) para endurecer los requisitos de nacionalización.

Vox, como Trump, no hace más, en este tema como en muchos otros, que plantear propuestas de sentido común, que cualquier persona que desee un mejor futuro para sus hijos verá con buenos ojos, por mucho que los grandes medios de comunicación traten de lavarle el cerebro a diario con sus consignas buenistas y globalistas.

El debate sobre quién tiene derecho a la nacionalidad de un país, y en qué condiciones esa nacionalidad, una vez obtenida, puede ser revocada, es insoslayable, especialmente en una Europa bajo la sombra del expansionismo islámico. Sólo quienes detesten sus propias raíces cristianas pueden ver con satisfacción la disolución de nuestras identidades religiosa y nacionales por la invasión de señoras tapadas de la cabeza a los pies empujando cochecitos de bebés. A los demás nos tiene que preocupar, y mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s