Fantasías sadofascistas

Las declaraciones de la secretaria general de ERC, Marta Rovira, acusando al Gobierno español de haber amenazado con derramamiento de sangre a los dirigentes secesionistas, no deberían sorprendernos lo más mínimo. Se inscriben en la estrategia invariable del separatismo, consistente en demonizar a España presentándola como un Estado fascista. Y si de paso los jueces belgas se dejan impresionar como acostumbran, mejor que mejor.

Las fantasías violentas de Rovira apuntan mucho más allá del partido gobernante en Madrid: “Este régimen del 78… era una broma porque ni tan solo ha servido para frenar el franquismo y el fascismo, que está presente en el sistema político español y que actúa impunemente en nuestro país… Ahora… surge la bestia del franquismo otra vez…”

No quiero ni pensar en lo que estarían diciendo algunos, si en la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre alguien hubiera muerto al desnucarse contra el bordillo de una acera, en la confusión de una carga policial. De haber ocurrido una desgracia semejante, las consecuencias fácilmente habrían derivado en una radicalización de la rebelión separatista, que posiblemente habría desencadenado esa intervención del Ejército con la que sueñan muchos militantes de ERC y la CUP. A algunos de ellos, como el diputado Gabriel Rufián, ya sabemos al menos cómo les excitan unas esposas.

El riesgo fue en efecto altísimo. Y fue un riesgo que podía haberse evitado aplicando el artículo 155 antes del 1 de octubre, a fin de impedir de raíz la perpetración del referéndum ilegal. Tiempo habrá para pedirle responsabilidades a Mariano Rajoy por su incomprensible demora en la aplicación de la Constitución. Pero no es el momento ahora.

Gracias a Dios, los secesionistas no tuvieron suerte; no hubo muertos, ni siquiera uno solo, cuando más los necesitaban para orquestar irresponsablemente una “primavera catalana” con resultados tan espléndidos como los que tuvieron sus análogas árabes. Pero ello no les lleva a renunciar a su estrategia clásica. Es la misma, por cierto, que utilizan los comunistas cuando acusan al capitalismo de la miseria, de todas las guerras del planeta y hasta de catástrofes meteorológicas, a fin de blanquear los cien millones de muertos causados por la ideología marxista.

Es la misma estrategia también de la que se valieron las izquierdas en 1936, aprovechándose de bulos atávicos sobre francotiradores apostados en conventos, o frailes que envenenaban las aguas, a fin de justificar el asesinato de miles de religiosos. Es el método, en fin, que utilizaron los nacionalsocialistas con sus caricaturas de judíos usureros y violadores de inocentes doncellas arias, como parte de la preparación psicológica de la población para la Solución Final.

No hay mejor medio para justificar cualquier crimen que deshumanizar a tu enemigo, que pintarlo como una bestia perversa contra la cual todo vale. Marta Rovira odia la Constitución democrática de 1978, esa constitución que ella considera fascista, a pesar de que durante los cuarenta años de su vigencia los únicos que han asesinado a centenares de españoles por razones políticas han sido los enemigos de la carta magna y de la nación española, casualmente militantes de extrema izquierda y separatistas, algunos de cuyos miembros han sido agasajados por las instituciones catalanas, y otros integrados en el partido de Rovira y organizaciones afines.

También yo tengo más de un reproche que hacerle a nuestra Constitución, no crean. El principal de ellos, carecer de un artículo que excluya a partidos que aticen el odio etno-nacional, como hace Esquerra Republicana de Catalunya, sin ir más lejos. Algo en la línea de lo sugerido por el catedrático de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona Adolf Tobeña, en la página 176 de su libro La pasión secesionista. Debe tratarse de otro redomado fascista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s