Las tres leyes del progresismo

Por alguna razón misteriosa, o que al menos lo parece, existen muchos fenómenos, estudiados por las disciplinas más diversas, que pueden ser descritos mediante tres leyes: no dos ni cuatro, sino precisamente tres.

Artículo en Actuall.

 

Anuncios

4 comentarios sobre “Las tres leyes del progresismo

  1. Yo añadiría una cuarta ley: son los cambios en las condiciones materiales de existencia, los que producen cambios en la conciencia social.
    Por ejemplo, la incorporación de la mujer al trabajo y su independencia económica respecto al marido, ha producido la igualdad jurídica de la mujer, y el reconocimiento social a disponer de su propio cuerpo (dando lugar al derecho al aborto, divorcio, etc.). O sea, que la crisis de la familia tradicional, procede de la emancipación material de la mujer.

    Es decir, que los progresistas piensan que la emancipación jurídica de la mujer es el resultado de su emancipación económica.

    Y lo mismo vale para otros casos. Es lo que se llama “materialismo filosófico”: que los cambios que se producen en la conciencia colectiva, van de la mano de los cambios que se producen en las relaciones económicas.

    Bien es cierto, que esta “cuarta ley” procede del marxismo. Pero si la negásemos: ¿Cómo se explicarían los cambios en la conciencia social? ¿quién ha metido en la cabeza de una mayoría social las ideas progresistas? ¿Quién es el autor de las ideas progresistas?.
    Porque, se le puede echar la culpa a Rousseau del progresismo (como hacían los falangistas), pero no creo que Rousseau, ni ningún filósofo haya tenido suficiente poder de convicción para dar la vuelta a siglos de dominio ideológico del cristianismo.

    Al menos, el problema de hallar las causas de un cambio en la conciencia de una sociedad, es un interesante problema filosófico-político; que está lejos de ser resuelto, pero cuya resolución traería muchas consecuencias prácticas.

    Me gusta

  2. Creo que esto está implicado ya por la segunda ley, donde señalo la relación que establece el progresismo entre progreso técnico (material) y progreso ético. Relación sumamente discutible, tal como la entienden los progres. Yo en cambio creo que son las ideas el motor de la historia. ¡Sin ellas ni siquiera avanza la técnica!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s