La reacción que necesitamos

Fernando Sánchez Dragó, en un artículo titulado “La reacción”, expone su interpretación del Brexit y la victoria electoral de Trump como una reacción pendular. Frente a la globalización, la inmigración y el multiculturalismo, habría llegado el momento de la soberanía, la identidad y la tradición.

Artículo en Actuall.

Anuncios

2 comentarios sobre “La reacción que necesitamos

  1. Interesante artículo, que toca muchos temas, pero del que destaco una sola frase:

    En el artículo dice: “no hay razonamiento alguno que no se deduzca de alguna premisa indemostrable.”.

    Si eso es cierto, ello significa que todo razonamiento consta de dos partes: la premisa indemostrable del que parte, y las reglas de lógica que se aplican a la premisa para llevar a cabo el razonamiento.

    Admitiendo que todos podamos llegar a ponernos de acuerdo en usar las mismas reglas de lógica (por ejemplo, el principio de identidad, el de no contradicción y el de tercio excluso, enunciados por Aristóteles, aunque bien es cierto que puestos en cuestión por Hegel), lo que está claro es que no todos podemos estar de acuerdo en la premisa indemostrable de la que partimos para explicar la realidad, precisamente porque es indemostrable.

    Así, se puede partir de Dios, como premisa para comprender racionalmente la realidad, entendiendo a Dios como origen o causa última y transcendente de todo lo real.

    Pero también, como hacen los filósofos ateos, se puede partir de la premisa de que la Naturaleza ha existido siempre, no tiene una causa distinta de sí misma, y no tendrá fin.

    Ambas premisas son igualmente “dogmáticas” (indemostrables) y “racionales” (no contradicen ninguna evidencia empírica).

    De ello se extrae la paradójica consecuencia de que pueden darse dos concepciones racionales opuestas de la misma realidad. Es decir, que cristianos y progresistas ateos tienen el mismo derecho a afirmar que “tienen la razón de su parte”, aunque conciban la realidad de forma opuesta, lo que impide que esa “reacción que necesitamos”, pueda imponerse por la mera fuerza de la razón.

    Me gusta

  2. Más o menos de acuerdo, salvo en la conclusión del último párrafo. Porque si bien Dios es indemostrable, es el fundamento de la inteligibilidad del mundo. En cambio, si partimos de que que Dios no existe, no hay motivo alguno para considerar que el mundo es inteligible, no hay motivo alguno para ser racionales: la razón se suicida, corta la rama en la que está sentada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s