¿Dejaremos los cristianos de excusarnos por serlo?

Es prácticamente imposible discrepar del abortismo, del matrimonio entre personas del mismo sexo o cualquier otro dogma de la ideología de género-LGTB sin ser “acusado”, además de con los “machista” y “homófobo” de rigor, de sostener posiciones religiosas. No deja de ser sintomático que tener creencias en un ser trascendente y en otra vida pueda ser motivo de exclusión de un debate.

Artículo en Actuall.

Anuncios

Un comentario sobre “¿Dejaremos los cristianos de excusarnos por serlo?

  1. La Fe es una gracia de Dios que no concede a todo el mundo. Por ello, los creyentes, debemos ser condescendientes y comprensivos con aquellos que sólo disponen de la Razón para comprender el mundo.

    Quizás, por eso, muchas veces hay cristianos que son pudorosos al proclamar su Fe públicamente, en según qué situaciones, dado que saben que ésta les sitúa en un plano superior a los que no la tienen y tienen vergüenza de no ser comprendidos cuando dicen que sus creencias proceden de la Revelación.

    Dios dota a todos los hombres de Razón, pero no a todos de Fe. Además, ningún hombre puede dominar la mente y el corazón de otro hombre. Sólo Dios puede penetrar en el corazón de cada hombre. Por ello no podemos pretender una sociedad en la que todo el mundo sea creyente, sino sólo una sociedad en la que aquellos a los que Dios no les ha concedido la gracia de la Fe, hagan buen uso de la Razón. Por tanto, no debemos despreciar a aquellos que no tienen Fe, pero que hacen buen uso de la Razón. Despreciarlos, sería como despreciar a un ciego porque para guiarse no dispone de visión. Siempre he entendido a la Fe como una
    luz que permite a los cristianos ver más allá de lo que nos permite ver la Razón, o como una sexto sentido que nos permite tener certeza de verdades que la razón no puede demostrar.

    Creo por tanto, que la supervivencia de Occidente, no sólo dependerá de que aquellos que tenemos Fe no nos avergoncemos de proclamarla públicamente, sino sobre todo dependerá de que aquellos a los que Dios no les ha concedido la gracia de la Fe, hagan un buen uso de la Razón.

    Sólo la Razón puede salvar al hombre en su relación consigo mismo .
    La Fe salva al hombre en su relación con Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s