Falsos salvadores

Una de las formas más claras y sintéticas con la que puede describirse cierta forma de entender la política nos la proporciona Thomas Sowell, cuando afirma que “los políticos se benefician al representar a diferentes grupos como enemigos unos de otros y a ellos como los salvadores del grupo que dicen representar.”

Pobres contra ricos, trabajadores contra empresarios, mujeres contra hombres, negros contra blancos, homosexuales contra heterosexuales, etc. Los ejemplos son fáciles de enumerar y teóricamente ampliables hasta el delirio. En un programa de la cadena Telecinco se ha llegado a defender el incesto entre dos hermanos, hijos del mismo padre, en horario infantil. El siguiente paso será que algunos propongan “abrir un debate” para que las relaciones incestuosas dejen de ser “estigmatizadas”; para que se “normalicen” y “visibilicen”.

Hay dos subespecies de salvadores profesionales: unos se dedican a la política; los otros, al periodismo. Pienso en Évole o en Cintora, que andan por el mundo empeñados en descubrir agravios. Pero a diferencia del noble don Quijote, estos no tratan de hacer justicia, ni mucho menos arriesgan su integridad física, ni siquiera sus haciendas. Su labor se limita a alimentar el resentimiento, la frustración y la indignación, que los políticos aprovecharán luego para vender sus falsas esperanzas.

Artículo completo en Actuall.

Anuncios

3 comentarios sobre “Falsos salvadores

  1. Sorprendente tu artículo de nuevo.

    Afirmas: “Hay dos subespecies de salvadores profesionales: unos se dedican a la política; los otros, al periodismo.”

    Se te olvida una, que es la principal supbespecie: La iglesia católica y Jesucristo. La Iglesia inventó el pecado original (solo la idea de que todos los niños nacen con un pecado contraído ya es bastante siniestra), para erigirse en Salvadora de la humanidad.

    Lo dice el propio Catecismo:

    389 La doctrina del pecado original es, por así decirlo, “el reverso” de la Buena Nueva de que Jesús es el Salvador de todos los hombres, que todos necesitan salvación y que la salvación es ofrecida a todos gracias a Cristo.

    Como ya te he dicho más veces, casi nadie menor de 70 años se cree ya lo del pecado original ni lo demás, pero me parece INCREÍBLE que escribas un artículo entero despotricando contra los falsos salvadores, y seas un defensor acérrimo de la Iglesia.

    Me gusta

    1. Como había previsto tu comentario, en el artículo incluí este párrafo, que debes haberte saltado:

      “Tanto el salvador profesional como el aficionado parten de una negación en última instancia teológica, lo sepan o no. Sólo quien llega a creer que él no está necesitado de salvación espiritual (“¿salvarme yo de qué?”) puede llegar –paradójicamente– a desarrollar hasta niveles patológicos la obsesión por salvar a los demás y lo que ésta lleva aparejada, que es la criminalización de un grupo supuestamente opresor, ya juzgado y sentenciado de antemano.”

      En cuanto a tu argumento estrella, que mis creencias son cosa de cuatro viejas beatas, sigue sin parecerme probatorio de nada. Pero tal vez si lo repites diez mil veces más me convenzas, quién sabe; yo no te quiero quitar la ilusión.

      Me gusta

      1. Lo de ‘lo sepan o no’ me encanta. Eso de saber de la gente más que ellos mismos es muy curioso.

        ¿Por qué decides tu o la Iglesia que todos estamos necesitados de salvación espiritual? Eso es justamente lo que criticas en tu post, ¿No?

        Que conste que la gente que quiere salvarme me fastidia tanto como a tí. Ahí estoy contigo.
        Pero creo entender que tu mensaje es que los ‘falsos salvadores’ son falsos, por que el único verdadero salvador es un ser cuya existencia no está demostrada.
        Lo siento, pero me recuerda a los testigos de Jehová que llamaban a mi puerta hasta que les invité a entrar y les hice unas cuantas preguntas básicas sobre su sermón. Ni pudieron contestar nada con un mínimo de lógica, ni volvieron a aparecer.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s