La libertad tenía un precio

La última o penúltima de la alcaldesa Ada Colau es una declaración institucional del Ayuntamiento de Barcelona contra la presencia de las Fuerzas Armadas en el Salón de la Enseñanza, que se celebra en la ciudad condal la próxima semana. La declaración, apoyada en sesión plenaria por la extrema izquierda y los separatistas, sostiene que la promoción de la profesión militar entre los jóvenes choca con “los valores de la cultura de la paz, los derechos humanos y la solidaridad internacional”.

El pacifismo de la izquierda más sectaria no es un simple elemento folklórico, como a veces se podría pensar. Hay que verlo dentro de la lógica fundamental del progresismo, que consiste en negarse a ver el precio de las cosas, en pensar que todo es gratis, sin contrapartidas, que basta con decir “sí, se puede” para que todo sea posible. Se me entenderá perfectamente con unos cuantos ejemplos.

Artículo completo en Actuall.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s